Bienvenida

¡GRACIAS POR SU INTERÉS!

Bienvenido/a a este blog, que nace, con el año 2012, como vehículo para divulgar y compartir inquietudes e ideas, sobre todo en materia de turismo. Antes, he aquí el documento resultado de casi cinco años (2010 a 2014, 55 artículos) escribiendo cada mes en HEconomia, con análisis y propuestas para el turismo provincial: https://dl.dropboxusercontent.com/u/48698330/HEconomia_2010_2014_55_articulos.pdf

Además, en las siguientes URLs encontrará más, mucho más, sobre mi actividad académica: http://www.uhu.es/alfonso_vargas/ - http://alfonsovargassanchez.wix.com/geidetur

Y lo más importante: ¿aún no conoce Huelva? Descúbrala en el siguiente enlace y en la presentación que sigue: http://www.turismohuelva.org - https://dl.dropboxusercontent.com/u/48698330/AunNoConocesHuelva.pps

__________________________________________________________

jueves, 22 de mayo de 2014

HUELVA Y SUS INFRAESTRUCTURAS DE TRANSPORTE: PROPUESTAS

Es un clamor que las infraestructuras de transporte y comunicaciones siguen siendo una gran asignatura pendiente en esta provincia, en varias vertientes:
-El aeropuerto es un viejo anhelo. Hemos encontrado referencias a su necesidad que datan de 1962. Se han sucedido varios estudios, como el de la empresa INITEC (1987), a partir del cual Márquez Domínguez (1992) analiza varios emplazamientos y concluye la aptitud de varias localizaciones, concretamente en los términos de Lepe, Cartaya y Moguer. Posteriormente, en una colectánea coordinada por Márquez Domínguez y Jurado Almonte (2005) se concluye “que un aeropuerto para la provincia es necesario, posible y viable”. Afirman que, aparte de restarle competitividad, la ausencia de aeropuerto en la provincia hace que ésta aparezca, para muchas transacciones, como “un no lugar”.
Entre tanto, la activación de los aeropuertos más próximos de Faro y Sevilla (especialmente el primero, aunque sea de otro país) es una línea de trabajo inexcusable, sabiendo que los tiempos son más importantes que las distancias. Faro es nuestro mejor aliado como aeropuerto de servicio, sobre todo para el turismo internacional. Sevilla, infelizmente, sigue siendo un tapón.
-La conexión Huelva-Cádiz.  Tal y como resume Flores Caballero (1992), “la unión de Huelva con Cádiz por carretera a través del Coto de Doñana es un proyecto de 1876, proyecto que fue nuevamente planteado en 1934 y 1943, para terminar en la década de los noventa con dos corrientes en los planteamientos para su posible ejecución, una conocida por la carretera norte y la otra por la carretera de la costa”. La realidad es que esta infraestructura está en vía muerta y no hay visos de que pueda resolverse la eterna incomunicación entre estas dos provincia vecinas (único caso en España).
-A estas históricas reivindicaciones hay que unir otras, reiteradamente reclamadas, como el desdoble de la carretera nacional 435 (que vertebra la provincia de sur a norte) y la mejora de las comunicaciones ferroviarias, en especial con Sevilla y Madrid, sin olvidar la línea férrea que nos conecta con Extremadura.
Toda esta rémora la acaba de dejar patente, una vez más, el reciente (y primer) dictamen del Consejo Económico y Social de la provincia, que puede consultarse en: http://www.diphuelva.es/contenidos/4076_informes-dictamenes-y-publicaciones
En suma, es obvio que con mejores comunicaciones y una más fácil y rápida accesibilidad la provincia tendría mayores posibilidades de desarrollarse económicamente, siempre teniendo claro, por haberlo definido previamente, el modelo de desarrollo al que aspiramos. La cuestión no es sólo cuantitativa, sino cualitativa. Y es también cuestión de planificación: en materia de transportes es muy importante la intermodalidad; por ejemplo, estando muy próximas o conectando muy bien la estación de tren y de autobuses interurbanos. En la ciudad de Almería, por poner un caso, ambas están juntas: te bajas del tren y te montas en el bus para trasladarte a cualquier punto de la provincia, sin costes y tiempos añadidos.
Con todo, estas infraestructuras son una condición necesaria pero no suficiente, y cada vez más a menudo se tiene la sensación que se han convertido en una excusa para no llevar a cabo otro tipo de actuaciones que sí están en nuestras manos. En otras palabras, esta reivindicación se ha convertido en una de las clásicas barreras al aprendizaje: la búsqueda del enemigo exterior.
Este secular déficit de infraestructuras viarias ha mantenido casi virgen un patrimonio natural extraordinario, como demuestra que, aproximadamente, el 30% de su superficie cuente con alguna figura de protección, en especial los parques naturales, o que el 70% de la superficie provincial (10.148km2) esté cubierta de masa forestal. Una debilidad que, en términos estratégicos, debe ser convertida en fortaleza a partir de un modelo de desarrollo respetuoso con el medio ambiente, sin excluir a ninguna actividad productiva que se adapte a este criterio de sostenibilidad, compatible con la económica y social.
¿Qué nos falta, pues?
-Un pacto de “Estado” por la provincia que, a modo de grandes directrices de lo que podría llegar a ser un plan estratégico provincial, consensúe las prioridades en materia de infraestructuras. Pese a los retrasos acumulados que podamos esgrimir, una carta a los “Reyes Magos” no es un planteamiento que nos fortalezca y legitime, y más en tiempos de apreturas como los que vivimos y seguiremos viviendo al menos a medio plazo.
-Esto exige, obviamente, altura de miras por parte de los dirigentes políticos y sociales en general, mirando más allá de los tiempos electorales e intereses propios, además de un liderazgo que, al inspirar la confianza suficiente, pueda aglutinar voluntades y dinamizar este proceso.
-Con ese resultado y el apoyo de toda la ciudadanía, procurar las complicidades necesarias a nivel autonómico y nacional. Hemos tenido escaso peso donde se toman las decisiones y se priorizan las inversiones.
-No dejar esta reivindicación sólo en manos de nuestros representantes. Cada ciudadano ha de asumir su propio rol activo. La campaña “Teruel existe. Somos todos” puede ser un referente para la movilización ciudadana. ¡Huelva también existe!
¿Es todo esto demasiado pedir, a estas alturas y estando como estamos?
Finalmente, incluso trascendiendo este planteamiento, Huelva tiene un problema de imagen (o incluso de no imagen) exterior, que acaba por afectar a todos sus sectores productivos. Cabría plantear, pues, la creación de un ente gestor de la marca e imagen de Huelva.
---
Publicado en la revista RESURGIR, 19-5-14, p.4.

martes, 20 de mayo de 2014

EDITOR OF THE MONTH IN GAUDEAMUS (May 2014)

Alfonso VARGAS-SÁNCHEZ is the promoter and Editor-in-Chief of ENLIGHTENING TOURISM: A PATHMAKING JOURNAL (ET), launched in 2011. ET is an international, multi-disciplinary, refereed (under a double blind-peer review), online and open access journal aiming to enhance research in all fields of tourism. It is the first in Spain with this character, fully in English. It is indexed in many repositories and scientific databases, as listed in its main web page.
The journal welcomes all kind of research papers with theoretical and practical implications for any tourism segment, together with book reviews. It is published twice per year, covering the periods January-June and July-December.
Dr. VARGAS-SÁNCHEZ’s main research interests are in the Strategic Management discipline and in the tourism industry, both in companies and in destinations.
At present, he is a full professor at the University of Huelva, where he has been distinguished with the 2002/2003 Teaching Excellence Diploma, and the 2006/2007 Teaching Excellence & Quality Award as a member of an online teaching group.
Since 2004 he heads the Research Group named "Innovation and Development Strategies in Tourist Firms" (GEIDETUR), included in the Andalusian Government's Plan of R&D&I.
Prof. VARGAS-SÁNCHEZ has carried out academic activities, both in researching and teaching, in different Universities and higher education institutions around the world, in the five continents.
Nowadays, he serves as Visiting Professor in the UK at the York St John Business School and the School of Business and Entrepreneurship of the RAU (where in addition he is a member of its Advisory Board), and in the University of the Algarve (Portugal), where he also is invited researcher and member of its General Council. Additionally, he collaborates with the Agency for Assessment and Accreditation of Higher Education, in Portugal, as external expert.
He has served in several positions, but currently he leads the Iberian Circle of Business Economics (CIBECEM, network of border Spanish and Portuguese Universities) and the Spanish-Portuguese Network of Researchers on Tourism (REINTUR).
---
Posted in Gaudeamus (the academic network for publishing in journals) on May 19, 2014.

lunes, 19 de mayo de 2014

ENTREVISTA EN CANAL LUZ TV, 14-5-14

En el programa "HABLEMOS DE ECONOMÍA", de Federico Sánchez. En esta oportunidad sobre el turismo en la provincia de Huelva. Espero que os interese, pese a los muchos temas que quedaron en el tintero por falta de tiempo.




miércoles, 7 de mayo de 2014

PROPUESTAS EN POSITIVO PARA EL TURISMO PROVINCIAL

Aparte de las ya recogidas en mi reciente obra  EL TURISMO EN LA PROVINCIA DE HUELVA: DE DÓNDE VENIMOS, DÓNDE ESTAMOS Y ¿HACIA DÓNDE QUEREMOS IR?, y que están en acceso libre en su capítulo 5 (http://alfonsovargassanchez.blogspot.com.es/2013/10/el-turismo-en-la-provincia-de-huelva-de.html), durante las últimas semanas han sido conocidos algunos otros documentos que merecen la atención de cualquiera con interés en este sector estratégico de la economía provincial. Así:

-La Escuela de Organización Industrial (EOI), a través de su Fundación (Fundación EOI), presentó un estudio titulado “Mapa de recursos turísticos de la provincia de Huelva”, que termina por definir una serie de líneas operativas de desarrollo (trece en concreto). No puede ser nuestro propósito desgranarlas todas aquí (el documento completo puede descargarse en: http://www.eoi.es/savia/documento/eoi-80213/mapa-de-recursos-turisticos-de-la-provincia-de-huelva), pero sí señalar algunas, quizás las más llamativas.
La primera propuesta que hacen es la creación de un Observatorio Turístico, que supla las carencias en el “área de inteligencia de mercado”  a través del “conocimiento del perfil del turista de la provincia, su evolución y los principales mercados emisores”. El asiduo lector que amablemente acompaña mis artículos en este medio recordará la serie que dediqué al “Observatorio que nunca existió”. En caso que se concretara algo a este respecto, yo propondría una denominación diferente (más bien un Centro de Estrategia Turística), ya que seríamos los últimos, y con años y años de diferencia, en incorporar esta herramienta de generación de conocimiento a nuestro mosaico turístico.
Otra muy sonora es la “creación de una marca turística global”, cuando realmente ya la tenemos desde 2005: HUELVA LA LUZ. Esto da idea de lo poco que se ha trabajado sobre ella en los últimos años para su consolidación como marca “paraguas” de todo el turismo provincial, tendiendo más bien a su dilución. La marca por sí sola, por buena que sea, no hace milagros: hay que dotarla de argumentos científicos, técnicos y artísticos para su posicionamiento, y puedo asegurar con pleno conocimiento de causa que en su génesis, y a partir del concepto de la luz, se planteó lo que ahora se dice en este estudio: “una marca turística que englobe todos los segmentos turísticos que existen en la provincia de forma homogénea”. La potencia y versatilidad de ese concepto (la luz de Huelva) daba para ello.

-La Diputación Provincial ha presentado recientemente los resultados de su proyecto NOS MOVEMOS, en el que se ha trabajado intensamente con una dinámica participativa a lo largo y ancho de la provincia (por tanto, también extensamente). Un meritorio intento con aportaciones muy ricas de los agentes del territorio en su más amplio sentido.  En lo que a la mesa de participación sobre “Patrimonio y Nuevos Modelos de Turismo”,  sus propuestas han girado sobre los siguientes ejes: Coordinación y Gestión, Sensibilización, Puesta en Valor (del patrimonio), Financiación y Difusión-Promoción.  Mis cinco prioridades fueron señaladas de la siguiente manera: 1.-Crear un Observatorio Turístico. 2.-Ente gestor para la promoción conjunta. 3.-Necesidad de una Estrategia Provincial. 4.-Crear un modelo turístico consensuado. 5.-Gestión del Patrimonio y coordinación público-privada.

-Por último, la Cámara de Comercio de Huelva, en colaboración con la Corporación Tecnológica de Andalucía, organizó las jornadas “Huelva Smart Destination”, que levantaron expectación y llenaron el salón de actos cameral. En ella se lanzó el “guante” de trabajar para convertir la provincia de Huelva en lo que hoy se conoce como un Destino Turístico Inteligente (DTI), un concepto aún difuso pero que se ha convertido en una prioridad para las autoridades nacionales e internacionales que rigen el turismo. En un destino como Huelva, donde casi todo está aún por hacer, si lo trabajamos adecuadamente podemos transformar esa aparente debilidad en una fortaleza, articulando mecanismos de inteligencia para la gestión del destino, en el sentido etimológico del término, es decir, de capacidad para entender o comprender (a los diversos tipos de turistas y sus cambios, por ejemplo) y de resolver problemas a partir de los datos que (transformados en información y con nuestro stock de conocimiento) nos pueden proporcionar las nuevas tecnologías. El desafío que está ante nosotros (por la acelerada evolución tecnológica) es de una envergadura que incluso escapa de nuestra cabal comprensión en todas sus implicaciones.
Desde mi propia definición, Un DTI es aquel que, a partir de una visión compartida por los actores que forman parte del mismo, y sobre los valores de la innovación y la sostenibilidad, hace un uso intensivo de las tecnologías para acceder y conversar con los visitantes (turistas y excursionistas) y obtener datos que, transformados en información, son usados para la co-creación y personalización de productos y para facilitar la interacción con e integración en el territorio. En suma:
*Para añadir valor a la experiencia turística (antes, durante y después del viaje) y para propiciar una gestión y comercialización más eficaz del destino y de las empresas. 
*Y para aumentar la calidad de vida de las comunidades locales (residentes)  mediante el uso de dicha infraestructura tecnológica.
No dejemos pasar este tren y pongámonos manos a la obra, porque de lo contrario nos quedaremos aún más fuera del “juego” competitivo. La cuestión es la de casi siempre: ¿quién lidera este proceso?

Pensemos en las tecnologías como vehículos para conectar con las emociones del viajero, y en las marcas como relatos a través de los cuales somos capaces de crear identidad con los turistas. En todo caso, la clave son las personas: no nos equivoquemos.
---
Publicado en HEconomia el 05/05/14

domingo, 4 de mayo de 2014

ENTREVISTA EN "EMPLEO MI MARCA"


1.       ¿Puedes decirnos cuál es tu predicción sobre la temporada turística de verano en Huelva que llegará en breve?
Teniendo en cuenta que nuestro mercado es de origen nacional en, aproximadamente, un 80%, la tímida recuperación económica que experimenta nuestro país debería traducirse en unos resultados ligeramente mejores en la próxima temporada estival que se avecina, aunque sin grandes alegrías. El turismo internacional es el que debería incrementarse algo más, ya que en 2013 se comportó peor que en 2012 pese a los declarados mayores esfuerzos promocionales en nuestros principales mercados emisores de Europa. De cualquier forma, como dijo Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo”. Desde arriba no parece que se haya extraído lección alguna de relieve después de todos los años de crisis que llevamos. La mayor, y diría que casi única, esperanza está en los movimientos que se están produciendo en la base, con nuevos emprendedores que están apostando por el turismo con ideas frescas, que renuevan y refuerzan nuestra oferta. Quienes nos visitan cuentan cada vez con más y mejores opciones para cubrir su tiempo de ocio, mucho más allá del sol y playa. Esta oferta mal llamada complementaria es cada vez más importante: el alojamiento es lo que tiende a ser complementario. En términos generales, diría que la ecuación se está invirtiendo, dentro de lo complejo que resulta entender el negocio turístico, dada la diversidad de perfiles o segmentos de clientes que coexisten.
2.       Según tu opinión, ¿cuáles son las tres principales actuaciones estructurales que realizarías en Huelva? (Me refiero a infraestructuras, formación en el sector hostelero, creación de más empresas turísticas, alianzas con empresas de éxito externas, acuerdo de las fuerzas políticas, etc.)
 
a)      Dotar al sector turístico provincial de un ente gestor del destino, más allá de la acción promocional; gestionarlo es mucho más que promocionarlo. Para que esos esfuerzos comerciales sean eficaces deben responder a una estrategia global, a la definición de las líneas maestras del modelo turístico que queremos para esta provincia, bendecida por la naturaleza pero que no termina de despegar convirtiendo sus potencialidades en realidades. Debemos tener claro cómo nos ven desde fuera; las implicaciones del nuevo contexto/turista digital y los cambios que conlleva; qué tipo de turista queremos atraer y, en función de ello, qué y cómo vender en cada época del año; cuáles son los verdaderos atractores de la provincia con capacidad para movilizar al turista potencial, incidiendo más en ellos; qué imagen queremos proyectar…En definitiva, coordinar y planificar, teniendo bien presente que el turismo es como un gran mosaico en el que intervienen muchas piezas (agentes públicos y privados) que han de encajar para no defraudar las expectativas del cliente. No podemos seguir con iniciativas deslavazadas, moviéndonos a base de impulsos espasmódicos.
b)      Un gran pacto de “Estado” por el turismo provincial, que defina un nuevo plan estratégico con el compromiso de su ejecución (sin perjuicio de las actualizaciones que procedan resultado del periódico control de su contexto y sus resultados) más allá de los avatares y los tiempos políticos. Como resultado de ese plan y del modelo de desarrollo que se defina, las prioridades en infraestructuras de transporte y comunicaciones deberían quedar establecidas. Es evidente que las carencias son graves y endémicas, pero lo coherente, y más en estos momentos, es priorizar y justificar con base en una visión compartida del turismo provincial. No vale justificar todos nuestros males en esas carencias, sin perjuicio de que existan y se llame la atención sobre ellas ante quienes tienen el poder político. Hay muchas otras cosas que podemos hacer para mejorar.  
c)       Para tomar decisiones se requiere de información válida y fiable. No se puede renunciar a ello (a la inteligencia competitiva) y actuar sólo con base en las inercias del pasado, en la intuición o en lo que hacen o dicen otros. Esto implica, entre otras muchas acciones, desarrollar el potencial de nuestra marca “HUELVA LA LUZ”, dotándola de argumentos científicos, técnicos y artísticos para que contribuya en mayor medida a penetrar en diversos segmentos del mercado turístico. La marca por sí sola no hace milagros: debe trabajarse sobre ella para posicionarla en la mente del consumidor en potencia con los mensajes y canales adecuados. Es algo que estamos desaprovechando, y es muy importante para que nos identifiquen, para diferenciarnos.

3.       Teniendo en cuenta la lucha interminable contra la estacionalidad de nuestro turismo, a tu juicio, ¿cuáles son los tres recursos turísticos más importantes que tiene Huelva para atraer turistas más allá de las playas?
Antes me refería a los principales atractores (o imanes) de la provincia. Contestaría de dos formas a esta pregunta:
a)      Sin minusvalorar a ningún otro, resaltaría (por sintetizar) cuatro que quizás sean los que más nos sitúen en el mapa, que nos hacen ser más conocidos y levantan expectativas de diverso tipo fuera de los confines provinciales: Doñana (aunque abarque otros municipios de Sevilla y Cádiz, la mayor parte de su territorio es onubense), La Rábida-lugares colombinos, Riotinto y Jabugo. Identifican recursos turísticos verdaderamente únicos, ya sean de carácter natural, histórico-cultural, histórico-paisajístico y gastronómico, respectivamente. Estos se complementan, sin duda, con varios más que muchos echarán en falta, que también contribuirán una vez que tengamos a los turistas aquí. Si algo caracteriza al territorio provincial es su diversidad. Ello le confiere una gran riqueza de matices, de combinaciones, pero los mensajes en marketing estratégico tienen que ser muy claros, no dispersarse, lo cual me lleva a la siguiente consideración.
b)      Mientras nuestros representantes públicos y privados mostraron interés por obtener información primaria acerca del comportamiento y grado de satisfacción del turista que nos visita, descubrimos que el anclaje de la provincia como destino turístico en la mente de quienes nos eligen está en la combinación naturaleza/paisaje y tranquilidad/no masificación. ¿Por qué no vender Huelva como provincia verde, en todos los sentidos? Cuando casi todo está aún por hacer, lo que seguimos teniendo en nuestras manos es una gran oportunidad: “sólo” necesitamos un liderazgo efectivo y una hoja de ruta coherente. ¿O repetiremos modelos desarrollistas caducos, insostenibles y masificados?

4.       ¿Piensas que sería buena idea crear un evento de transcendencia nacional o internacional varios días con gran impacto en la economía onubense como festivales de música, nuevas fiestas o eventos deportivos? ¿Qué antecedentes existen y por qué piensas que no existe ninguno en Huelva de reconocido prestigio?
Sí, porque necesitamos ganar visibilidad, que nos pongan en el mapa. A Huelva hay que venir expresamente, y necesitamos ganchos que atraigan a la gente. La cuestión es qué gente queremos atraer y, en función de ello, dilucidar qué tipo de eventos son los que nos interesan. También en todo esto hay que tener muy en cuenta a las comunidades receptoras de los flujos turísticos. Los residentes suelen constituir el eslabón perdido en los procesos de toma de decisiones en este campo, y deben tenerse muy en cuenta, porque al fin y al cabo todo esto se debe hacer para mejorar su nivel de vida y hacerlos más felices, en lugar de convertirlos en sufridores del crecimiento turístico. El turismo, por más que sea una industria sin chimeneas, no es una actividad neutra: genera impactos tanto positivos como negativos.
Por poner un ejemplo, esto se ha intentado con el Festival de Cine Iberoamericano, que es una gran idea pero que ha de tener una mayor repercusión exterior y no quedar tanto en algo de consumo doméstico. Esto debe ser entendido cabalmente por los responsables políticos, así como también que es mejor concentrar los recursos (siempre, y más ahora) en pocos eventos de alto impacto mediático que en muchos de andar por casa.
5.       Es sabido por todos que un problema de base del turismo de Huelva es que el propio onubense no le da el valor que realmente tiene a su provincia y a su potencial turístico. ¿Por qué crees que ocurre esto y qué propondrías para acabar con este mal endémico y hacer que el onubense sea un sujeto activo de la promoción turística?
Nos falta tradición. El turismo es un fenómeno relativamente reciente aquí, más allá del turismo de segunda residencia de los propios onubenses. Uno de los efectos que detectamos en los estudios sobre la población residente es que el turismo se convierte en un factor de cohesión social, de sentido de pertenencia, de orgullo por el hecho de recibir visitantes. En Huelva sabemos recibir, somos gente amable, hospitalaria, y esto es una fortaleza a explotar sobre todo cuando el turismo del siglo XXI tiene un marchamo experiencial que tiene todo que ver con la interrelación con las comunidades locales.
Hemos de mostrar a nuestros conciudadanos/as que el turismo tiene futuro, pero con realidades y activando los mecanismos de participación, porque el turismo ha de ser cosa de todos. Cuando esto sea así, se convertirán en los mejores anfitriones e incluso embajadores, pero siempre que el desarrollo del turismo  no se haga a sus espaldas. Siguiendo el precepto “ilustrado”, no es todo para el pueblo pero sin el pueblo. Hay que hacerlo con ellos: son pieza esencial, indispensable. Nuestros estudios indican que cuando mayor es esa participación más favorable es su actitud hacia el turismo.
---
Publicado el 2/5/14 en: http://empleomimarca.com/2014/05/02/entrevista-a-alfonso-vargas-catedratico-de-la-universidad-de-huelva-y-experto-en-turismo/