Bienvenida

¡GRACIAS POR SU INTERÉS!

Bienvenido/a a este blog, que nace, con el año 2012, como vehículo para divulgar y compartir inquietudes e ideas, sobre todo en materia de turismo. Antes, he aquí el documento resultado de casi cinco años (2010 a 2014, 55 artículos) escribiendo cada mes en HEconomia, con análisis y propuestas para el turismo provincial: https://dl.dropboxusercontent.com/u/48698330/HEconomia_2010_2014_55_articulos.pdf

Además, en las siguientes URLs encontrará más, mucho más, sobre mi actividad académica: http://www.uhu.es/alfonso_vargas/ - http://alfonsovargassanchez.wix.com/geidetur

Y lo más importante: ¿aún no conoce Huelva? Descúbrala en el siguiente enlace y en la presentación que sigue: http://www.turismohuelva.org - https://dl.dropboxusercontent.com/u/48698330/AunNoConocesHuelva.pps

__________________________________________________________

domingo, 25 de junio de 2017

HAY QUE REACCIONAR: COMPROMETÁMONOS CON HUELVA


El fin de semana de San Juan de 2017 pasará a los anales de la provincia de Huelva como uno de sus momentos más negros. La secuencia de incendios, particularmente el que ha afectado al entorno y al Espacio Natural de Doñana (Patrimonio de la Humanidad y mayor reserva ecológica de Europa), ha alcanzado cotas que ya podemos calificar de catastróficas, en un momento en que aún el fuego sigue haciendo muchos estragos y aún está sin controlar, pese a los arduos esfuerzos de quienes, con gran ahínco y enorme mérito, trabajan en ello noche y día. Para ellos mi reconocimiento supremo.
La gravedad de este episodio dará lugar a muchas reacciones, entre otras, como es imprescindible, la del esclarecimiento de las causas y eventuales causantes, sobre quienes, caso de existir, debe caer todo el peso de la ley; pero también al debate sobre las penas por este tipo de atentados medioambientales, a la evaluación de los daños de todo tipo (los efectivamente acaecidos y los que pudieron haber ocurrido), a las lecciones que deberían extraerse para mejorar la acción preventiva y la reacción una vez que el siniestro tiene lugar, sobre los eventuales cambios legislativos o en los procedimientos operativos, la política de reforestación y uso del suelo, etc.
El daño a este patrimonio natural de tan alto valor es incalculable. La tristeza e impotencia enormes, como también lo fue pocos días antes con la tragedia, esta vez agravada con muchas vidas humanas, en Portugal, querido país vecino y hermano. Pero ello debe traducirse en una reacción ciudadana, especialmente la onubense, para sobreponerse a esta adversidad, que sin duda tendrá repercusiones negativas en nuestras vidas. Y también de las Administraciones, que tienen la obligación moral de apoyar y compensar a esta provincia tan olvidada. Pero no quiero centrarme en demandar que otros actúen y esperar a que lo hagan, o volver a quejarme si no lo hacen y todo se queda en palabras huecas de condolencias.
Quiero empezar por mí mismo, aportando lo que pueda. Y creo que lo mejor que puedo hacer, como profesor de universidad que soy, son tres cosas:
-Comprometerme a difundir aún más las bondades y bellezas de mi tierra, que me enorgullezco de pasear por el mundo acompañando al nombre de su Universidad. La mayor joya que atesora la provincia de Huelva es su medio ambiente, su naturaleza, sus ecosistemas, sus paisajes, y lo sigue siendo, a pesar de esta tragedia.
-Empeñarme aún más en trasladar a las jóvenes generaciones de universitarios el valor del respeto a la naturaleza, al medio ambiente; a trabajar por la sostenibilidad. Nos va mucho en ello y la educación es la mejor garantía de construir un mundo mejor.
-Y como investigador, particularmente en temas de turismo, ofrecerme desinteresadamente para estudiar qué acciones serían las más eficaces para gestionar este tipo de crisis y recuperarnos, también en términos de imagen, de este duro golpe. Quedo a disposición.
Desde la humildad de un ciudadano de base, y de un miembro también de base de la comunidad universitaria, hago un llamamiento al compromiso y a que cada uno ponga su granito de arena, en la medida de su saber hacer y posibilidades, para que colectivamente nos recuperemos lo antes posible. Súmate y generemos desde la sociedad civil un tsunami de solidaridad y apoyo a Huelva.
Al escribir estas palabras aún la pesadilla está viva, continúa. Ojalá pase muy pronto y podamos empezar a mirar hacia adelante sin esta pesada carga. Que tanto sufrimiento y hectáreas calcinadas terminen sirviendo para algo bueno. Sal del abatimiento, de la resignación... saca lo mejor de ti...

2 comentarios:

  1. Estimado Alfonso.
    Tus palabras, por lo temprano de la reflexión y por su contenido, demuestran tu amor a tu tierra. Sin duda, esta catástrofe natural tardará en repararse. Una vez más, somos noticia nacional por episodios negativos. Espero que, al menos, sirva para que los onubenses tomemos conciencia de nuestro entorno: espacios naturales únicos. Enhorabuena por tu iniciativa.

    ResponderEliminar
  2. Mira mi página ARBA Huelva, yo tengo árboles y herramientas, sólo falta gente comprometida.

    ResponderEliminar